Estos fitonutrientes se encuentran en diferentes frutas y hortalizas, y son fundamentales para el metabolismo humano.
Hace algunos años existía la creencia de que comer frutas y hortalizas en abundancia era muy bueno para la salud. En el último tiempo diferentes estudios científicos demostraron que estas convicciones eran reales por un motivo particular: el flavonoide.
Según el sitio especializado LiveScience, son un grupo diverso de fitonutrientes (químicos vegetales) que se encuentran en muchas frutas, verduras y especias y hay hasta seis mil tipos diferentes.
Entre sus beneficios se encuentran ser antioxidantes, con características antiinflamatorias que asisten al sistema inmunológico. Históricamente se han utilizado en la medicina tradicional china para la protección cutánea, mejorar la función cerebral y regular la presión arterial y el azúcar en la sangre.
Aunque no se sabe con certeza cómo es que operan en el organismo humano, numerosos estudios han relacionado estos compuestos con la prevención del cáncer y las enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas.
Desde de la Escuela de Medicina y Ciencias de la Salud de ECU analizaron datos de un estudio sobre la dieta en Dinamarca. La investigación involucró la alimentación de 53.048 daneses a lo largo de 23 años.
Descubrieron que las personas que habitualmente consumieron cantidades entre moderadas y altas de alimentos ricos en flavonoides, compuestos que se encuentran en frutas, verduras y bebidas en base a hierbas y plantas, eran menos propensas a morir de cáncer o enfermedades cardíacas.
¿Dónde encontrar los flavonoides?
Algunas frutas y hortalizas ricas en estos fitonutrientes y que es fundamental incluir en nuestras dietas:
Son muchos, que varían en su concentración y tipo dentro de la gran familia de flavonoides como los flavonoles, flavanoles (con “a”), flavanonas, flavonas y antocianidinas, entre otros.
Brócoli, coles de Bruselas, puerros y cebollas. Estos son algunos de los alimentos del grupo de flavonoles. Se les adjudican propiedades antihistamínicas, antiinflamatorias y antioxidantes.
Manzanas, uvas, cacao, té verde. Forman parte de los que contienen flavanoles y están asociados con mejorar la salud cardiovascular y neurológica. Estos compuestos también están presentes en el vino tinto.
Naranjas y otros cítricos. Pertenecen a las frutas ricas en flavanonas, relacionadas a la salud cardiovascular, el relajamiento y la actividad antioxidante y antiinflamatoria.
Apio, perejil y otras hierbas y chiles. Son buenas fuentes de flavonas, conocidas por sus propiedades antioxidantes y por retrasar el metabolismo de fármacos.
Arándanos, ciruelas, uvas rojas y moradas y vino tinto. Están cargados de antocianidinas que se asocian con buena salud cardíaca y efectos que ayudan a controlar la obesidad y la diabetes.
APRENDEMOS DE VUESTRAS PREGUNTAS, SUGERENCIAS Y COMENTARIOS.
SI LA INFORMACIÓN OS RESULTA INTERESANTE COMPARTIR CON AMIGOS Y FAMILIA.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You missed

RSS11k
Follow by Email21k
Facebook10k
Pinterest8k
Pinterest
fb-share-icon
7k
2k
Reddit6524
FbMessenger450

Descubre más desde Con La Salud No Se Juega

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo