La industria agroalimentaria ha sabido inventar productos que no son lo que parecen. Muchas marcas juegan con la ambigüedad y hacen que se compren alimentos que no contienen lo que creemos. Los palitos de cangrejo a simple vista es un producto que tiene en su interior lo que dice que tiene, es decir, estar compuesto de cangrejo.
Muchos son los consumidores que compran los palitos de cangrejo. Son ideales para añadirlos a una abundante ensalada y poseen un sabor que gusta a toda la familia. Este producto parece que puede engañar y te contamos qué es lo que realmente pasa con este alimento tan contradictorio.
Palitos de cangrejo: la gran mentira
Estas barras alargadas de color rosa y blanco parece que están fabricadas con carne de cangrejo, pero nada más lejos de la realidad. El principal ingrediente es el surimi. Es un producto que se usa para poder elaborar gulas. Estas poseen características muy diferentes a las de los palitos de cangrejo.
El surimi es un gel que está formado por proteínas que se sacan de la carne del pescado. Para su posible elaboración no se usan las mejores partes de cada pieza. Se quitan las partes nobles y se usa todo el resto. Para que se entienda bien, es como si en el mundo de la carne se usasen todos los restos. Se le conoce como la salchicha del mar. Los ojos y la cabeza no se meten en la barra, pero sí todo lo demás.
El surimi en los palitos de cangrejo no superaría al 50% del producto. Es muy habitual poder ver proteínas de diferente origen, almidón, agua, conservantes, aceite de girasol y un poco de azúcar. Con suerte se puede encontrar un poco de extracto de cangrejo, pero tampoco es de lo más normal. Una ensalada de cangrejo y piña no tendrá más de un 5% de la carne del crustáceo.
Fabricado con restos de pescados
La principal pregunta que sale a la luz es la de si es lícito que se etiqueten los palitos de cangrejo como si estuvieran realizados con carne de este animal.
Cada vez son menos las marcas que ponen en sus etiquetas información que no sea veraz. Otras usan otras palabras, como delicias de mar.
Hay que decir que el nombre de “palitos de cangrejo” es la denominación que se suele usar coloquialmente y la ley permite el uso de nombres consagrados por el uso. Dependerá todo, por lo tanto, de la interpretación que haga la ley.
Falta de ley
Desde el punto de vista de la nutrición, los palitos de cangrejo son un producto que deja también mucho que desear. Está muy lejos de lo que podría ofrecer un pescado porque contiene poco o nada de pescado. Muchos pacientes llegan al hospital asegurando que han comido pescado y dicen que ha sido palitos de surimi.
Los especialistas apuntan que al parecido en el nombre, los ultracongelados, normalmente no tiene nada que ver con los ultraprocesados. Los primeros incluyen alimentos que son saludables y son sometidos a un proceso de enfriamiento muy rápido a 40 grados bajo cero y luego se estabilizan. Los ultraprocesados son alimentos perjudiciales para el nuestro organismo.
Para que en el mercado no te engañen, los especialistas siempre recomiendan leer el etiquetado de todos los productos. El hecho de que ponga que tiene un cierto alimento, por lo visto, no es verdad. Puede decir el alimento que está fabricado con un cierto producto, pero recuerda que la ley es la que manda y siempre se las ingenian para darle la vuelta a todo. No hay una ley que esté por la labor de quitar el problema de raíz. Cuando salga una que no sea ambigua seguro que este sinsentido terminará y no tendrás que estar pendiente de que te engañen.
Fuente: https://www.merca2.es/engano-palitos-cangrejo/
APRENDEMOS DE VUESTRAS PREGUNTAS, SUGERENCIAS Y COMENTARIOS.
SI LA INFORMACIÓN OS RESULTA INTERESANTE COMPARTIR CON AMIGOS Y FAMILIA.
Please follow and like us:
Pin Share

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You missed

RSS11k
Follow by Email21k
Facebook10k
Pinterest8k
Pinterest
fb-share-icon
7k
2k
Reddit6524
FbMessenger450
RSS
Follow by Email

Descubre más desde https://conlasaludnosejuega.org

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo