Blog Plantas Hierbas Especias Medicinales - Blog Plantas Hierbas Especias Medicinales

Logotipo Con La Salud No Se Juega
Vaya al Contenido

Propiedades de la cola de caballo

Blog Plantas Hierbas Especias Medicinales
Propiedades de la cola de caballo
equisetum arvense

El Equisetum arvense o El bicho es una especie de arbusto perteneciente a la familia de las equisetáceas.

En la medicina popular la cola de caballo gozaba desde tiempos muy remotos de gran prestigio, sobre todo por su poder hemostático y su eficacia contra las afecciones graves de los riñones y de la vejiga. Actualmente se utiliza para combatir las hemorragias, vómitos de sangre, las afecciones renales y vesicales, los cálculos y las arenillas. La cola de caballo ayuda en casos donde otros diuréticos no suelen dar resultados, como por ejemplo en la hidrocardias, en la hidropesía de la pleura costal o en trastornos renales debidos a la escarlata u otras enfermedades graves.

Es una planta medicinal utilizada con efecto coadyuvante en un tratamiento con la medicina biológica natural que facilita la eliminación de toxinas, por su efecto diurético. Utilizado en la fitoterapia.

Los flavonoides y las sales de potasio justifican su efecto diurético. La abundancia de sales silícicas le confiere propiedades remineralizantes y contribuye al mantenimiento de la sustancia fundamental del tejido conjuntivo (colágeno) por los fibroblastos, aumentado la elasticidad de los tejidos. Aumenta las defensas inespecíficas del organismo. Por la abundancia de taninos, el equiseto es astringente (antidiarreico, hemostático por vasocontricción local, cicatrizante).

Por su alto contenido en sales minerales y vitaminas, la cola de caballo debe recomendarse en primer lugar como un aliado natural para tratar la astenia, la debilidad, estados leves de anemia y para etapas de desarrollo, pero también como apoyo en la vejez y en los periodos de convalecencia.

Actúa como un diurético potente y resolutivo. Se indica para favorecer la emisión de orina y la eliminación de toxinas desde el hígado y el riñón.

Es útil para contravenir la retención de líquidos y los edemas. Se incluye en formulaciones para favorecer la depuración orgánica y la pérdida de peso en personas obesas o con sobrepeso.

Te ayudará a aliviar diferentes afecciones genitourinarias, como la molesta cistitis, uretritis, nefritis y para prevenir la formación de piedras en el riñón.

Se muestra como un antiinflamatorio seguro y eficaz, que une su poder depurativo y desintoxicante para mediar en problemas de tipo reumático, en casos de artritis, artrosis y gota.

Te ayudará a eliminar los excesos de ácido úrico y urea. Como astringente, antihemorrágica y cicatrizante, la cola de caballo se aplica a nivel externo sobre hemorragias superficiales, hemorragias nasales o epistaxis, sobre heridas, llagas, úlceras dérmicas, sobre dermatitis atópicas por reacciones alérgicas, sobre erupciones, urticarias, pruritos y quemaduras con eritemas.

Bajo este mismo supuesto, la cola de caballo por vía interna, se indica para tratar menstruaciones abundantes, dismenorreas, diarreas estacionales, etcétera.

La abundancia de sílice explica su fuerza para mantener el colágeno y favorecer la elasticidad de los tejidos. Se usa para combatir la sequedad de la piel, las pieles correosas o castigadas, para reparar pieles dañadas y resecas, así como para tratar el acné juvenil.

Es eficaz para tratar úlceras y aftas bucales, llagas e inflamaciones en el paladar y en la lengua, así como diferentes parondopatías y para frenar la hemorragia en las encías.

La cola de caballo se toma tanto fresca como una vez seca, y en los herbolarios la encontrarás en otras presentaciones, que acaso te resulten más cómodas. Estas son las más habituales, y su posología recomendada en función de problema que quieras abordar con su uso:

La planta fresca para decocción, de 30 a 50 g por litro de agua, a tomar 2-3 tazas al día.
La planta seca para infusión, de 10 a 20 g por litro, de nuevo 2-3 tazas diarias.
El jugo de la planta fresca, licuada, una cucharada al día, como tónico para la debilidad y la fatiga.
En cápsulas o comprimidos, de 4 a 6 al día, tras las comidas.
En extracto líquido, como diurético y hemostáticos, hasta 20 gotas en tres tomas diarias, con zumo de frutas o agua.
La decocción para aplicarla por vía externa en compresas, en friegas, lavados y baños parciales.
La decocción depurada para aplicarla en enjuague o gargarismos, en colutorios.
La decocción depurada para aplicarla en lavaojos o colirios.
La decocción para aplicarla en masaje y fricción del cuero cabelludo.
La cola de caballo se incluye en la formulación de diversos productos cosméticos, en jabones, champús, lociones y masajes.

Fuente: https://www.conlasaludnosejuega.org/blog/?cola-de-caballo-propiedades-y-usos-de-la-planta-medicinal

APRENDEMOS DE VUESTRAS PREGUNTAS, SUGERENCIAS Y COMENTARIOS.

SI LA INFORMACIÓN OS RESULTA INTERESANTE COMPARTIR CON AMIGOS Y FAMILIA.



sin comentarios

CON LA SALUD NO SE JUEGA
Pablo Picasso, 1
48012 Bilbao (Spain)
+34 602 436 312  | +34 600 492 134
conlasaludnosejuega2018@gmail.com
Regreso al contenido