Blog Joan Carles López - Blog Joan Carles López

Logotipo Con La Salud No Se Juega
Vaya al Contenido

El significado de los símbolos en los envases de plástico

Blog Joan Carles López
En primer lugar, hay que tener en cuenta que no todos los envases de plástico son perjudiciales. De hecho, solo aquellos que contengan bisfenol A (BPA) resultan contraproducentes por la posible migración de sustancias tóxicas, que se incrementa con la temperatura (20ºC son suficientes para desencadenar el proceso) y con el tiempo de almacenamiento del producto. Según apunta la Agencia española de consumo, seguridad alimentaria y nutrición (AECOSAN), el bisfenol A es un producto químico que se utiliza desde hace muchos años como componente para la fabricación de policarbonato y resinas epoxi-fenólicas. El policarbonato se usa tanto para hacer envases de alimentos como otros muchos objetos no relacionados con la alimentación como los CDs, cristales de gafas, juguetes... Por su parte, las resinas epoxi-fenólicas se utilizan en recubrimientos y revestimientos de conservas y depósitos de alimentos y bebidas.

Aunque existen opiniones diversas sobre los efectos del BPA en el organismo, algunos estudios determinan que se trata de una sustancia que puede actuar como disruptor endocrino, es decir, que tiene la capacidad para interactuar con hormonas del cuerpo humano, como por ejemplo los estrógenos –hormonas sexuales femeninas–, y podría por lo tanto afectar a la fertilidad, el aparato reproductor y el sistema endocrino.

Los envases plásticos deben mostrar una serie de símbolos similares a los de la imagen. Los triángulos con tres flechas indican que se trata de un material reciclable, mientras que el número informa del tipo de plástico empleado.


Los que no contienen bisfenol-A (BPA) y, por lo tanto a priori seguros para la salud, son los que vienen marcados con los números 1, 2, 4 y 5. Dentro de estos, los catalogados bajo el número 5 -polipropileno (PP)- son los más seguros para su reutilización, principalmente porque protegen eficazmente contra la humedad, son sólidos y muy resistentes al calor. Se usan principalmente en la fabricación de tapas de botellas de plástico, envases de margarina y yogur, bolsas de patatas fritas, pajitas...

El polietileno de alta densidad (HDPE), marcado con el número 2, utilizado para envases de leche, botellas de detergente y aceite, juguetes y algunas bolsas de plástico, también se considera uno de los más adecuados para contener alimentos y bebidas al ser muy resistente y no descomponerse bajo la exposición a la luz solar o extremos de la calefacción o la congelación.

El 3 y el 6 no deben ser reutilizados para aplicaciones con alimentos y bebidas, o para uso de los niños. El 3 se refiere al cloruro de polivinilo (PVC) y se usa comúnmente como material de revestimiento para cables de ordenador, y para hacer tubos de plástico y piezas para fontanería, aunque también en botellas de aceite de cocina y blísteres de juguetes. Los productos hechos con PVC no son reciclables y no deben reutilizarse.

El poliestireno, con el número 6 (PS), es un plástico de bajo costo que se encuentra en tazas de bebidas desechables de espuma de poliestireno, cartones de huevos, enbalajes de espuma... Es de difícil reciclaje y se debe evitar siempre que sea posible.

En el caso del número 7 (PC - policarbonato), hay que tener cierta cautela ya que, en este apartado, se incluye el policarbonato (PC) y otros plásticos. Hay que evitarlos siempre que se pueda para la reutilización.

Sin embargo, bajo el número 7 se engloba un tipo de plástico, el tritán, que sí se considera adecuado como envase reutilizable de agua u otros líquidos. Se trata de un polímero libre de BPA (Bisfenol A), de otros bisfenoles como el bisfenol S (BPS) -análogo químico del BPA- y otros tóxicos nocivos como los ftalatos (plastificantes utilizados para aportar flexibilidad al PVC). Las principales ventajas de las botellas y envases de tritán son su transparencia, similar a la del vidrio; ligereza y alta resistencia a los golpes y las roturas; no desprende olores, ni sabores, y se pueden lavar en el lavavajillas.

Otros símbolos a tener en cuenta son el 'BPA free': libre de BPA, y la copa y el tenedor, que indica que el plástico que forma parte del envase es adecuado para el contacto con los alimentos.

Conclusión: las botellas idóneas para reutilizar y rellenar de agua son las elaboradas con plásticos de tipo 5 y el tritán. Las botellas de agua mineral nunca deben rellenarse. Pero, si prefiere una alternativa al plástico, se puede optar por:

Acero inoxidable
Con las botellas de acero inoxidable no hay peligro de transferencia de elementos tóxicos a las bebidas, además de ser ligeras y resistentes. Además, en el caso de los termos (envases con dos capas de acero inoxidable) mantienen el líquido frío o caliente, y son menos sensibles a los factores externos.

Cuidado con las botellas de aluminio. Es un tipo de metal que reacciona con ciertos materiales o líquidos y que, en ciertos casos, pueden transmitir partículas y propiedades tóxicas, además de alterar el sabor de las bebidas. Algunas de estas botellas pueden llevar también un un recubrimiento interno compuesto de resina epoxi, un derivado procedente de la destilación del petróleo. Las partículas de esta resina se pueden desprender y pasar al organismo.

Vidrio
Sin duda, la mejor opción para la bebida es el envase de vidrio. Es higiénico, no interfiere en los sabores, aísla los olores y la humedad; resulta fácil de limpiar, no se oxida y no se producen migraciones de sustancias nocivas para la salud, entre otras ventajas. Los incovenientes: el peso y su fragilidad. Por ello, algunas empresas han optado por envases de vidrio con fundas de silicona.

Vidrio de borosilicato
Se trata de un tipo de vidrio, aditivado con sílice y boro, que aumenta la resistencia de este material, sobre todo a los cambios bruscos de temperatura, una de las principales causas rotura. Las botellas de vidrio de borosilicato son aptas para el lavavajillas y tienen mayor ligereza, aunque cabe destacar que no se recicla junto con el vidrio convencional ya que la temperatura de fusión no es la misma.

Silicona
Las botellas de silicona son aptas para bebidas tanto frías como calientes, y están libres de BPA, plomo, látex y otros químicos dañinos. Una de sus mayores ventajas radica en que se pueden plegar.

Fuente: https://www.diariosur.es/sociedad/botellas-plasticos-pueden-20190807124740-nt.html

APRENDEMOS DE VUESTRAS PREGUNTAS, SUGERENCIAS Y COMENTARIOS.

SI LA INFORMACIÓN OS RESULTA INTERESANTE COMPARTIR CON AMIGOS Y FAMILIA.



sin comentarios

CON LA SALUD NO SE JUEGA
Pablo Picasso, 1
48012 Bilbao (Spain)
+34 602 436 312  | +34 600 492 134
conlasaludnosejuega2018@gmail.com
Regreso al contenido