Blog Noticias Salud - Blog Noticias Salud

Con La Salud No Se Juega
Logotipo Con La Salud No Se Juega
Vaya al Contenido

Cómo cultivar ajo orgánico en tu casa

Blog Noticias Salud
El ajo es utilizado frecuentemente en las recetas, casi en cualquier guiso se usa por su delicioso sabor. Es una de las plantas alimenticias más investigadas del mundo, sus propiedades son infinitas. Diversos estudios muestran que inhibe la acumulación de colesterol, reduce el riesgo de ataques cardiacos y embolias, podría tener un efecto protector contra el cáncer, pelea contra infecciones, entre otras propiedades.  A continuación conoce más sobre su cultivo en casa y cuidados.

El ajo necesita un suelo que tenga un buen drenaje y pleno sol, debe cultivarse entre finales de agosto y finales de septiembre.  La semilla del ajo es el mismo diente de ajo, debemos seleccionar un ajo de buen tamaño, que no pase de 10 dientes por cabeza.  Si nuestra semilla o diente tiene un tamaño grande, producirá un ajo de buen tamaño a la cosecha.

Antes de sembrar debemos de preparar nuestro suelo para que esté suelto y aplicando una capa de composta. La distancia entre siembra es de 10-15 cm entre cada uno y podemos realizar la siembra en surcos o siembra cercana. Si se realiza en surcos, es posible asociar nuestro ajo con betabel, lechuga y jitomate.  La siembra cercana se realiza utilizando la técnica de tres bolillo.

Al sembrar, debemos observar muy bien nuestro diente de ajo para no hacerlo al revés. La punta o parte delgada es la parte superior, mientras que en la parte inferior podemos ver una pequeña superficie plana. No se debe retirar la cáscara del diente de ajo. La profundidad de siembra de nuestro ajo es el doble del tamaño del diente (5 cm aproximadamente), aplicar un poco de composta al momento de la siembra y regar. Puede colocar mulch para evitar que la humedad se vaya y crezcan malezas.

Los brotes de ajo comenzaran a salir aproximadamente entre 4-8 semanas, dependiendo del clima y la variedad.

Cultivo de ajo en camas elevadas

Los riegos en el ajo deben ser suficientes pero no en exceso, el suelo debe de mantener su humedad pero si nos excedemos en agua podemos causar enfermedades. Mantenga sus plantas libres de maleza. Fertilice con un poco de composta cada mes y rompa la capa superior del suelo, evitando tocar las plantas ni yendo muy profundo.

Algunos ajos producen un tallo floral que puede ser utilizado para cocinar. Los ajos necesitan inviernos fríos para poder producir un mejor bulbo.

Plagas y enfermedades, consejos para su manejo

El agua es un factor muy importante en el cultivo del ajo, el exceso de agua o humedad favorece el desarrollo del hongo Phytophthora infestans, causando daños  en las hojas, tallos y bulbo.

La tiña del ajo es una pequeña larva que abre galerías en los bulbos y hojas. Para su control, observar la aparición de huevecillos en el revés de las hojas y eliminarlos.

Cosecha y Almacenamiento

La cosecha se realiza cuatro o cinco meses después de la siembra, cuando ¾ partes de la planta tiene un color amarillo. Dejar de regar el ajo dos semanas antes de la cosecha, esto ayuda a su secado y limpieza. Para cosechar los ajos tome las hojas y saque la planta por completo. Algunas veces los bulbos están muy enraizados y al momento de cosechar las hojas se separan del bulbo, afloje un poco la tierra alrededor para evitarlo.

Después de cosecharlos debe curarlos por cuatro o cinco días, esto significa de debe dejar sus ajos en un lugar seco para que pierdan humedad. Separe dos o tres ajos de buena calidad y tamaño como semilla para la siguiente temporada.

Trenzado de ajos

Al terminar el proceso de curado, puede cortar las hojas del ajo, dejando unos 3-5cm del tallo y guardar las cabezas en una red. Otra manera de almacenamiento es trenzar los ajos, en el siguiente video puede ver el proceso de trenzado.

Repelentes naturales a base de ajo

El ajo es un repelente natural utilizado en la agricultura orgánica, muchos de los extractos se realizan con él. A continuación te damos algunas recetas para elaborar tus propios repelentes.

Repelente de ajo y chile

Este repelente es de amplio espectro, por lo que puede utilizarse para plagas como pulgón, larvas y otros insectos masticadores.

Ingredientes:

1 ajo mediano

1 chile picoso

1 frasco de vidrio

Alcohol

Agua

Preparación:

Pele los dientes de ajo, córtelos a la mitad y colóquelos en el frasco.  Haga lo mismo con el chile.

Rellene la mitad del frasco con alcohol y la otra mitad con agua.

Cierre el frasco y etiquételo, ponga la fecha e ingredientes. Deje reposar en un lugar fresco y sin luz directa durante un mes.

Aplicación: Diluya el repelente 1:10 con agua y aplique a sus plantas por la tarde.

Siembra de dientes de ajo como repelente

Muchas veces podemos encontrarnos con problemas de plagas y enfermedades en nuestro suelo y plantas, al sembrar ajo podemos repeler y hasta eliminar estos problemas.

Si contamos con un suelo donde frecuentemente tenemos problemas de enfermedades, podemos sembrar ajo una o dos temporadas para reducir o eliminar ese problema. Por otro lado, también podemos sembrar ajo junto a nuestras plantas para evitar enfermedades, como por el ejemplo, el jitomate. La meta de la siembra de estos ajos no es su producción sino simplemente el beneficio que nos da como repelente.

Recetas

Tallos de ajo asados

Ingredientes:

Tallos de ajo

Aceite

Sal y Pimienta al gusto

Preparación:

Calienta un poco de aceite en una sartén, coloca los tallos de ajo y cocínalos hasta que estén crujientes. Sazónalos con sal y pimienta.

Puedes acompañarlos con espárragos, carne asada o puré de papa. También puedes prepararlos al carbón.

Conserva de ajos

Ingredientes y materiales:

Frasco de vidrio hermético limpio

Aceite de oliva extra virgen

Ajo

Preparación:

Pela los dientes de ajo y colócalos en el frasco poco antes del borde de éste.

Llena el frasco con el aceite de oliva y cierra el frasco.

Espera un mes para utilizar los ajos, estarán listos para utilizarse en cualquier momento. Pueden durar hasta más de un año.


APRENDEMOS DE VUESTRAS PREGUNTAS, SUGERENCIAS Y COMENTARIOS.

SI LA INFORMACIÓN OS RESULTA INTERESANTE COMPARTIR CON AMIGOS Y FAMILIA.Cómo cultivar ajo orgánico en tu casa

El ajo es utilizado frecuentemente en las recetas, casi en cualquier guiso se usa por su delicioso sabor. Es una de las plantas alimenticias más investigadas del mundo, sus propiedades son infinitas. Diversos estudios muestran que inhibe la acumulación de colesterol, reduce el riesgo de ataques cardiacos y embolias, podría tener un efecto protector contra el cáncer, pelea contra infecciones, entre otras propiedades.  A continuación conoce más sobre su cultivo en casa y cuidados.

El ajo necesita un suelo que tenga un buen drenaje y pleno sol, debe cultivarse entre finales de agosto y finales de septiembre.  La semilla del ajo es el mismo diente de ajo, debemos seleccionar un ajo de buen tamaño, que no pase de 10 dientes por cabeza.  Si nuestra semilla o diente tiene un tamaño grande, producirá un ajo de buen tamaño a la cosecha.

Antes de sembrar debemos de preparar nuestro suelo para que esté suelto y aplicando una capa de composta. La distancia entre siembra es de 10-15 cm entre cada uno y podemos realizar la siembra en surcos o siembra cercana. Si se realiza en surcos, es posible asociar nuestro ajo con betabel, lechuga y jitomate.  La siembra cercana se realiza utilizando la técnica de tres bolillo.

Al sembrar, debemos observar muy bien nuestro diente de ajo para no hacerlo al revés. La punta o parte delgada es la parte superior, mientras que en la parte inferior podemos ver una pequeña superficie plana. No se debe retirar la cáscara del diente de ajo. La profundidad de siembra de nuestro ajo es el doble del tamaño del diente (5 cm aproximadamente), aplicar un poco de composta al momento de la siembra y regar. Puede colocar mulch para evitar que la humedad se vaya y crezcan malezas.

Los brotes de ajo comenzaran a salir aproximadamente entre 4-8 semanas, dependiendo del clima y la variedad.

Cultivo de ajo en camas elevadas

Los riegos en el ajo deben ser suficientes pero no en exceso, el suelo debe de mantener su humedad pero si nos excedemos en agua podemos causar enfermedades. Mantenga sus plantas libres de maleza. Fertilice con un poco de composta cada mes y rompa la capa superior del suelo, evitando tocar las plantas ni yendo muy profundo.

Algunos ajos producen un tallo floral que puede ser utilizado para cocinar. Los ajos necesitan inviernos fríos para poder producir un mejor bulbo.

Plagas y enfermedades, consejos para su manejo

El agua es un factor muy importante en el cultivo del ajo, el exceso de agua o humedad favorece el desarrollo del hongo Phytophthora infestans, causando daños  en las hojas, tallos y bulbo.

La tiña del ajo es una pequeña larva que abre galerías en los bulbos y hojas. Para su control, observar la aparición de huevecillos en el revés de las hojas y eliminarlos.

Cosecha y Almacenamiento

La cosecha se realiza cuatro o cinco meses después de la siembra, cuando ¾ partes de la planta tiene un color amarillo. Dejar de regar el ajo dos semanas antes de la cosecha, esto ayuda a su secado y limpieza. Para cosechar los ajos tome las hojas y saque la planta por completo. Algunas veces los bulbos están muy enraizados y al momento de cosechar las hojas se separan del bulbo, afloje un poco la tierra alrededor para evitarlo.

Después de cosecharlos debe curarlos por cuatro o cinco días, esto significa de debe dejar sus ajos en un lugar seco para que pierdan humedad. Separe dos o tres ajos de buena calidad y tamaño como semilla para la siguiente temporada.

Trenzado de ajos

Al terminar el proceso de curado, puede cortar las hojas del ajo, dejando unos 3-5cm del tallo y guardar las cabezas en una red. Otra manera de almacenamiento es trenzar los ajos, en el siguiente video puede ver el proceso de trenzado.

Repelentes naturales a base de ajo

El ajo es un repelente natural utilizado en la agricultura orgánica, muchos de los extractos se realizan con él. A continuación te damos algunas recetas para elaborar tus propios repelentes.

Repelente de ajo y chile

Este repelente es de amplio espectro, por lo que puede utilizarse para plagas como pulgón, larvas y otros insectos masticadores.

Ingredientes:

1 ajo mediano

1 chile picoso

1 frasco de vidrio

Alcohol

Agua

Preparación:

Pele los dientes de ajo, córtelos a la mitad y colóquelos en el frasco.  Haga lo mismo con el chile.

Rellene la mitad del frasco con alcohol y la otra mitad con agua.

Cierre el frasco y etiquételo, ponga la fecha e ingredientes. Deje reposar en un lugar fresco y sin luz directa durante un mes.

Aplicación: Diluya el repelente 1:10 con agua y aplique a sus plantas por la tarde.

Siembra de dientes de ajo como repelente

Muchas veces podemos encontrarnos con problemas de plagas y enfermedades en nuestro suelo y plantas, al sembrar ajo podemos repeler y hasta eliminar estos problemas.

Si contamos con un suelo donde frecuentemente tenemos problemas de enfermedades, podemos sembrar ajo una o dos temporadas para reducir o eliminar ese problema. Por otro lado, también podemos sembrar ajo junto a nuestras plantas para evitar enfermedades, como por el ejemplo, el jitomate. La meta de la siembra de estos ajos no es su producción sino simplemente el beneficio que nos da como repelente.

Recetas

Tallos de ajo asados

Ingredientes:

Tallos de ajo

Aceite

Sal y Pimienta al gusto

Preparación:

Calienta un poco de aceite en una sartén, coloca los tallos de ajo y cocínalos hasta que estén crujientes. Sazónalos con sal y pimienta.

Puedes acompañarlos con espárragos, carne asada o puré de papa. También puedes prepararlos al carbón.

Conserva de ajos

Ingredientes y materiales:

Frasco de vidrio hermético limpio

Aceite de oliva extra virgen

Ajo

Preparación:

Pela los dientes de ajo y colócalos en el frasco poco antes del borde de éste.

Llena el frasco con el aceite de oliva y cierra el frasco.

Espera un mes para utilizar los ajos, estarán listos para utilizarse en cualquier momento. Pueden durar hasta más de un año.

Fuente: http://www.aimdigital.com.ar/como-cultivar-ajo-organico-en-tu-casa/

APRENDEMOS DE VUESTRAS PREGUNTAS, SUGERENCIAS Y COMENTARIOS.

SI LA INFORMACIÓN OS RESULTA INTERESANTE COMPARTIR CON AMIGOS Y FAMILIA.



CON LA SALUD NO SE JUEGA
Pablo Picasso, 1
48012 Bilbao (Spain)
+34 602 436 312  | +34 600 492 134
conlasaludnosejuega2018@gmail.com
Regreso al contenido