Blog Noticias Salud - Blog Noticias Salud

Con La Salud No Se Juega
Logotipo Con La Salud No Se Juega
Vaya al Contenido

Alimentos que te ayudan a reducir la hipertensión

Blog Noticias Salud
La presión arterial alta no suele presentar síntomas, pero puede causar graves problemas de salud. Cambiar parte de nuestra alimentación nos ayuda a prevenirla.

A la presión arterial alta (hipertensión) se la conoce como la asesina silenciosa: no suele presentar síntomas, pero puede causar graves problemas de salud como derrames cerebrales, insuficiencia cardiaca o renal. De hecho, es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular que padece más del 40% de la población adulta española.

En concreto, las enfermedades relacionadas con la presión arterial alta son las que más han aumentado en los últimos diez años, doblando el número de defunciones debido a esta causa, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Para luchar contra la hipertensión, la alimentación puede ser una gran aliada para prevenir las enfermedades que la rodean.

Frutos secos

Según un estudio publicado en 'Hypertension', tan solo un puñado de pistachos al día podría reducir la presión arterial. A este nutritivo fruto seco (rico en proteínas, fibra y grasas saludables) se le está empezando a conocer en el ámbito del bienestar y la nutrición como el 'fruto del amor'. Además de sus efectos beneficios para la salud cardiovascular, el control del peso y el azúcar en sangre, mejora la disfunción eréctil.

El mismo diario también señala que la nuez puede reducir la presión arterial drásticamente gracias a su efecto sobre el endurecimiento de los vasos sanguíneos y la frecuencia cardíaca. Este fruto seco también es bueno para el corazón, la mente, el colesterol, la obesidad, la diabetes y la fertilidad, entre otras muchas cosas. Pero aún nos ha deparado una sorpresa más: también podrían ayudar a prevenir la colitis ulcerosa, según un nuevo estudio.

Alimentos ricos en Omega-3

el Omega 3 puede llegar a nuestro cuerpo a través de dos vías distintas: por un lado, los alimentos que lo incluyen de manera originaria; en segundo, los que lo han incluido debido a sus beneficios para la salud.

Respecto al primer grupo, la lista es completa: el Omega 3 está presente en diversos pescados (salmón, trucha de río, caballa, arenque, sardinas, atún...) y mariscos, así como en algunas fuentes vegetales como el aceite de soja, el aceite de canola, las nueces y las semillas de linaza.

Además, se ha demostrado que el Omega-3 reduce los niveles de grasas en la sangre y ayuda a disminuir el riesgo de muerte súbita, los ataques cardíacos, los accidentes cerebrovasculares y la presencia de un ritmo cardiaco anormal en personas que ya han sufrido problemas de este tipo. Los estudios también sugieren que el Omega 3 puede tener propiedades antioxidantes que mejoran la función endotelial.

En el segundo grupo encontramos los productos que han sido enriquecidos con Omega 3. Entre ellos encontramos la leche o los huevos, entre otros.

Comidas fermentadas

Comer alimentos ricos en probióticos tiene un efecto sobre la presión arterial alta, según una revisión 'Hypertension'. Los participantes del estudio consumieron varias especies de bacterias probióticas durante más de ocho semanas. Para aumentar el consumo de probióticos puedes recurrir al kimchi y la kombucha. Sin embargo, ten en cuenta que los alimentos fermentados pueden estar cargados de sal. Esto podría ser contraproducente y elevar la presión arterial.

Harina de avena

La avena puede reducir la presión arterial, según un estudio publicado en el 'European Journal of Clinical Nutrition'. Comer beta-glucano (una fibra especial que se encuentra en la avena) todos los días reduce la presión arterial en hombres y mujeres que la tenían elevada. Otra investigación mostró que el consumo diario de 5,5 gramos de beta-glucano de la avena durante seis semanas reduce entre 7,5 y 5,5 puntos la presión arterial.

Chocolate negro

El chocolate negro es uno de los alimentos que más pueden ayudar a reducir la hipertensión. Este alimento agridulce es rico en antioxidantes llamados flavanoles, que hacen que los vasos sanguíneos sean más elásticos, reduce la presión arterial, mejorando el flujo sanguíneo al cerebro y al corazón. También puede ser muy recomendable combinarlo con almendras. Un estudio publicado en el 'Journal of the American Heart Association' señala que los dos juntos pueden reducir el riesgo de enfermedad cardíaca. La recomendación sería consumir una onza de chocolate negro por día, asegurándose de ser al menos de un 70% de cacao.




APRENDEMOS DE VUESTRAS PREGUNTAS, SUGERENCIAS Y COMENTARIOS.

SI LA INFORMACIÓN OS RESULTA INTERESANTE COMPARTIR CON AMIGOS Y FAMILIA.



CON LA SALUD NO SE JUEGA
Pablo Picasso, 1
48012 Bilbao (Spain)
+34 602 436 312  | +34 600 492 134
conlasaludnosejuega2018@gmail.com
Regreso al contenido