Blog Noticias Salud - Blog Noticias Salud

Con La Salud No Se Juega
Logotipo Con La Salud No Se Juega
Vaya al Contenido

La vitamina A reduce el riesgo de cáncer de piel

Blog Noticias Salud
Quizá la mejor manera de prevenir el cáncer es la dieta, de acuerdo con los resultados de un gran estudio que duró más de 26 años, y que encontró que consumir vitamina A podría reducir el riesgo de padecer cáncer de piel.

Según la investigación publicada por el Journal of the American Medical Association of Dermatology, el aumento de la vitamina A de los alimentos se relacionó, especialmente, con tasas más bajas de cáncer de piel maligno en las más de 120,000 personas estudiadas.

Las tasas de cáncer de piel se han triplicado en las últimas tres décadas, según la Academia Estadounidense de Dermatología, que estima que uno de cada cinco estadounidenses desarrollará cáncer de piel en su vida.

Sumado a eso, los casos registrados de esta enfermedad son cada vez más graves, como el de Bethany Greenway, quien tuvo una terrible recuperación tras el agresivo cáncer de piel que atacó su rostro y que inició como una pequeña mancha.

La prevención y el tratamiento temprano son cruciales debido a la rapidez y facilidad con que este cáncer se puede diseminar por todo el cuerpo, tal como le ocurrió a Lisa Pace, quien suma ya 86 cirugías por cáncer de piel.

¿Por qué es tan importante la vitamina A?

La vitamina A está vinculada a otros beneficios para la salud que incluyen la ayuda en el crecimiento inmune, crecimiento óseo, desarrollo de la visión y la salud reproductiva, así como la protección contra los rayos UV.

Además de las cualidades protectoras de la piel, la vitamina A es crítica para la salud ocular. Ayuda a prevenir la ceguera nocturna y reduce el riesgo de degeneración macular, una de las principales causas de ceguera. Y no hay que olvidar que el cáncer también puede atacar a los ojos.

La vitamina liposoluble también puede actuar como un poderoso antioxidante que protege al cuerpo de la formación de radicales libres, un factor de riesgo para el envejecimiento prematuro y las enfermedades crónicas.

Este nuevo estudio encontró que la ingesta de vitamina A se asoció con un riesgo reducido de desarrollar carcinoma cutáneo de células escamosas, o SCC, un tipo de cáncer de piel maligno.

La investigación se basó en una revisión de datos del Estudio de Salud de Enfermeras y el Estudio de Seguimiento de Profesionales de la Salud, que recopilaron datos sobre más de 120,000 personas en su mayoría de piel blanca, hombres y mujeres.

El SCC es más común en personas de piel clara y a menudo afecta a personas en áreas donde es común la exposición al sol.

Varios estudios previos han demostrado que la vitamina A también puede ayudar en la prevención de otros tipos de cáncer. Los investigadores creen que el beneficio puede venir de cómo funciona la vitamina A a nivel celular.

Alimentos que son fuentes de vitamina A

Aunque la verdadera deficiencia de vitamina A es rara en los Estados Unidos, las personas que luchan por obtener suficientes frutas y verduras en sus dietas diarias pueden no consumir lo suficiente como para cosechar los beneficios protectores contra el cáncer.

Los alimentos de origen vegetal que incluyen vitamina A son los carotenoides, una forma de provitamina A. Estos carotenoides se pueden convertir en retinol, así como en otras formas activas de la vitamina que el cuerpo absorbe.

El betacaroteno es una fuente común y beneficiosa de carotenoides, debido a su capacidad para convertirse en formas más activas de vitamina A. El betacaroteno se encuentra en alimentos de color naranja como la calabaza, las zanahorias y las batatas. Cuanto más profundo es el tono, más carotenoides tiene.

La vitamina A de origen animal a veces se conoce como vitamina A preformada y se absorbe como retinol (considerada la forma activa de vitamina A). El cuerpo también tiene la capacidad de producir otras formas de vitamina A activa, que es necesaria para el metabolismo.

Este estudio mostró que la vitamina A de origen vegetal parecía más efectiva que las fuentes derivadas de animales. La buena noticia es que sólo se necesita una cantidad moderada de vitamina A para alcanzar los beneficios de protección contra el cáncer de piel.  

Sólo agregar un alimento de color naranja a la dieta todos los días puede ayudar a la mayoría de las personas a alcanzar el estado que se encontró en los participantes del estudio.

Por ejemplo, agregar zanahorias o pimientos a una ensalada, o calabaza enlatada a las sopas y salsas puede aumentar significativamente la vitamina A en el plato. Del mismo modo como  cambiar las papas blancas por camote o elegir melones o mango como postre.

Las verduras de hoja verde, como la espinaca y la col rizada, también tienen grandes cantidades de vitamina A. Además, se puede encontrar en productos de origen animal como el hígado, los huevos, la carne de res, la leche entera y el queso.

Eso sí, debe tenerse en cuenta que no todas las personas absorben la vitamina A de la misma manera. La genética juega un papel en qué tan bien las personas la convierten y la absorben.

Esto ocurre igual que en algunos trastornos que interfieren con la absorción de grasa, como la enfermedad celíaca, la enfermedad de Crohn y las enfermedades del páncreas.

Suplementos versus comida

Los investigadores dijeron que la mayoría de la ingesta de vitamina A de los participantes del estudio se derivaba de la dieta, no de los suplementos. Esto es consistente con otros estudios que comparan los alimentos con los suplementos.

Un estudio de principios de este año mostró que los nutrientes que se encuentran en los alimentos, no en los suplementos, contenían los factores más poderosos para ayudar a reducir el riesgo de muerte y cáncer.

Sumado a ello, algunos estudios han relacionado los suplementos de vitamina A con un mayor riesgo de cáncer de pulmón, especialmente en fumadores.

Además de la dieta, no hay que olvidar las rutinas y precauciones tradicionales para el cuidado de la piel, como usar protector solar todos los días, evitar el sol máximo de la tarde y cubrirse cuando trabaja al aire libre durante largos períodos.

Tampoco hay que olvidar poner atención a los cambios de cualquier lunar que aparezca en el cuerpo. Las señales ABCDE del cáncer de piel son muy útiles para detectar cualquier amenaza de esta enfermedad a tiempo.

Este estudio es otro ejemplo de cómo comer un arco iris de coloridas frutas y verduras puede ayudar a mantener un estilo de vida saludable.

Fuente: https://www.today.com/health/eat-your-vitamin-reduce-skin-cancer-risk-new-study-says-t160053

APRENDEMOS DE VUESTRAS PREGUNTAS, SUGERENCIAS Y COMENTARIOS.

SI LA INFORMACIÓN OS RESULTA INTERESANTE COMPARTIR CON AMIGOS Y FAMILIA.


sin comentarios
CON LA SALUD NO SE JUEGA
Pablo Picasso, 1
48012 Bilbao (Spain)
+34 602 436 312  | +34 600 492 134
conlasaludnosejuega2018@gmail.com
www.conlasaludnosejuega.org
Regreso al contenido