Los transgénicos (OMG) dañan nuestros órganos vitales

Muchos de nosotros estamos conscientes que los transgénicos son una grave amenaza para la salud humana, animal y hacia la biodiversidad, sin embargo, las grandes corporaciones que los producen y comercializan se aferraban al hecho de que no existía un estudio concreto que demostrara su peligrosidad para argumentar que no eran dañinos y seguir produciéndolos con el falso argumento de elevar la productividad, pero ahora ya comienza a surgir los primeros estudios concretos que muestran lo que ya sospechábamos los daños que causa su consumo

 
Un nuevo estudio publicado en Environmental Sciences Europe analizó los efectos del consumo de maíz y frijol de soya en ratones. Y tras correlacionar la información extraída en 19 estudios previos sobre animales se encontró que el 9% de los parámetros que se midieron, incluyendo bioquímica sanguínea y de orina, peso de órganos, e histopatiología (análisis microscópicos) estaban significativamente alterados entre los animales que habían sido alimentados con productos genéticamente modificados.
 
Environmental Sciences Europe es una revista científica revisada por pares que cubre todos los aspectos de la ciencia ambiental. Se estableció en 1989 como Umweltwissenschaften und Schadstoff-Forschung (Alemán para “La ciencia ambiental y la investigación de la contaminación”), obteniendo su nombre actual en 2011. Es publicada por Springer Science+Business Media y el editor en jefe es Henner Hollert (RWTH Aachen Universidad). Desde 2011, la revista es de acceso abierto.
 
Los órganos que más afectados resultaron luego de ingerir periódicamente alimentos genéticamente modificados fueron el hígado y los riñones, era de esperarse, ya que estos órganos funcionan como filtros para las sustancias que entran a nuestro organismo, por lo cual ante la presencia de intoxicación alimenticia son los que reaccionan más notablemente. En el caso de los ratones que se utilizaron dentro del estudio los riñones del 43.5% de los machos evidenciaban serios trastornos, mientras que el hígado del 30.8% de las hembras también lo manifestó.
 
“Una gran cantidad de datos convergió en que problemas en el hígado y los riñones son consecuencias directas de una dieta con alimentos genéticamente modificados. Otros órganos que también pueden ser afectados son el corazón, el bazo, y las células de la sangre” afirmaron los autores del estudio.
 
Los investigadores a cargo del estudio eligieron como alimento a utilizar la soya y el maíz, ya que estos dos cultivos representan el 83% de los alimentos genéticamente modificados que se comercializan y que actualmente son consumidos por miles de millones de personas alrededor del mundo.
 
Tras la investigación también quedó demostrado el porqué la mayoría de los estudios que se llevan a campo en este mercado para definir si los alimentos genéticamente modificados obtendrán la autorización para comercializarse, por cierto muchos de los cuales son financiados por las propias corporaciones que dominan este mercado, y al parecer la clave está en el tiempo de medición de los efectos. Generalmente, los estudios monitorean a los animales, de manera intencional, durante plazos muy cortos y de esta forma no se permite que los efectos negativos en sus organismos florezcan.
 
La industria limita los estudios a un máximo de noventa días (y muchos de ellos ni siquiera alcanzan un mes de duración). Este tipo de estudios puede fácilmente dejar de detectar muchas de las consecuencias significativas que tienen los alimentos OMG en el organismo de los animales que se utilizan, es por esta razón precisamente que no existían estudios concretos sobre los daños que producen los alimentos transgénicos, pero ahora ya están saliendo poco a poco verdaderos estudios que nos muestran las consecuencias de los transgénicos.
 
“Es imposible en solo 13 semanas concluir sobre un tipo de patología inducida por alimentos OMG y si es una patología mayor o menor. Por esta razón es necesario prolongar las pruebas que se hacen en los estudios.”
 
Esperemos que estos estudios de una vez por todas sean tomados en cuenta por los gobiernos y prohíban la comercialización y cultivo de transgénicos.
 
 

Bayer + Monsanto = A Match Made In Hell

No sorprende que lo primero que hizo Bayer después de completar su adquisición de Monsanto a principios de este mes fuera anunciar que abandonarían el nombre de Monsanto y fusionarían las divisiones de agroquímicos de las dos compañías bajo el nombre de Bayer Crop Science. Después de todo, como todo el mundo sabe, Monsanto es una de las corporaciones más odiadas del mundo. Pero la propia Bayer tiene una historia igualmente atroz de muerte y destrucción. Juntos son una pareja hecha en el infierno

Episode 340 – Bayer + Monsanto = A Match Made in Hell

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

You missed

RSS11k
Follow by Email21k
Facebook10k
Pinterest8k
Pinterest
fb-share-icon
7k
2k
Reddit6524
FbMessenger450

Descubre más desde https://conlasaludnosejuega.org

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo